jueves, 30 de octubre de 2014

      Sé que hace como mil años que no publico nada en este blog, pero hoy voy a remediarlo publicando una breve reflexión sobre los muros digitales. En uno de los primeros comentarios que hice en "Tejedoraehilanderadesueños" hablé de los muros de papel que nos encontramos en los diferentes medios de transporte, también entonces creo recordar que hice una breve alusión a que últimamente lo que proliferaba en los medios son los muros digitales. Recientemente he tenido esta conversación con dos personas de mi círculo cercano, estas insistían en que cuando se suben a un medio de transporte no es que se pongan muros digitales, sino que les gusta ir a lo suyo y por eso van con el móvil o con lo que quiera que sea que lleven entre manos. 
     Yo, como pensadora divergente que soy, no estoy de acuerdo con su afirmación. Tal vez ellas piensen que van a lo suyo y por eso se ponen esos rígidos muros digitales, pero recientemente he estado dando una asignatura de comunicación en la universidad y, tras haberme leído y recopilado bastante información al respeto, debo decir que estas barreras digitales son, desde mi punto de vista, barreras físicas. Sí, lo sé, suena ridículo que un pequeño móvil sea una barrera física en el mundo terrenal, pero, señores y señoras, eso es lo que es.
    Últimamente realizo muchos viajes en metro y en autobús para ir hasta mi lugar de trabajo y veo esas barreras en todas partes. Todos nos ocultamos tras nuestros móviles para pasar desapercibidos. Muchos de vosotros, queridos lectores, pensaréis que estoy exagerando y estaréis de acuerdo con la afirmación de mis amigos de que no empleamos barreras digitales. Sois libres de pensar así, pero tras mi minucioso examen del metro y del bus en el último mes estoy cada vez más convencida de que nuestras barreras son reales. 
Es más, yo misma me escondo tras mi barrera digital cada día. Trato de engañarme a mí misma diciendo que lo hago para ir entretenida porque, ¿qué mejor manera de realizar un viaje de 30 minutos que ir escuchando música? Scorpions, Queen, Iron Maiden...  Me repito todos los días que no son, de verdad que no, una barrera digital, pero las veces que me he obligado a no poner ninguna de mis barreras entre mí y el resto he percibido, exactamente, lo que os acabo de decir. 
    Todos llevamos barreras, seamos conscientes de ello o no.
    Podéis no estar de acuerdo con esta teoría, pero prestad atención la próxima vez que vayáis en un medio de transporte a la gente. Leed su lenguaje corporal, tratad de penetrar en su psique y veréis, o no ya se sabe que esto es una opinión subjetiva y que no tenéis que estar de acuerdo con ella, como mi razonamiento no está tan alejado de la realidad como pudiera parecer.
Ahí lo dejo, reflexionad y si os veis con ganas, dejad un comentario. El feedback o retroalimentación es muy sano para el espíritu y para los escritores de blog que nos tiramos horas pensando en qué decir.
Hasta la próxima : )


No hay comentarios:

Publicar un comentario

La hoja en blanco y la sonrisa de un extraño

La sonrisa de un extraño y la hoja en blanco. Era una mañana tormentosa, el cielo estaba encapotado y las nubes amenazaban con descargar c...